Aprende a manejar preguntas y respuestas durante una presentación

Muchas presentaciones tienen un período de preguntas y respuestas. Para algunas personas, esta puede ser la parte más emocionante de la presentación. Para otras puede ser su peor pesadilla. De hecho, hay algunos presentadores que evitan el período de preguntas y respuestas a propósito. 

A continuación, cuento algunos consejos para que tu próxima sesión de preguntas y respuestas sea más fácil. También puedes seguir más consejos de cómo presentar en nuestro blog y entradas como ésta.

Establece las reglas al comienzo

Tienes que pensar dónde encajaras las Q&A en tu presentación. ¿Eres el tipo de persona que prefiere todas las preguntas al final? Genial. Solo asegúrate de anunciarlo al comienzo de tu presentación, para que no haya gente que te interrumpa en medio de tu presentación. Otra opción es hacer una pausa para preguntas después de terminar un tema específico. De esta manera, te aseguras de que tu audiencia lo entienda. Además, estás involucrando mucho más a la gente.

Anticipa todas las preguntas

Cuando hayas preparado tu presentación y haya dominado tu contenido, es hora de que revises todo de nuevo y busques las preguntas que puedan hacer los miembros de tu audiencia. Haz una lista de todas las preguntas posibles, escríbelas y luego responde cada una de ellas.

Una buena técnica para anticipar preguntas es poniéndote en el lugar de tu audiencia y verte a ti mismo presentando. Si fueras miembro de tu audiencia, ¿Cómo percibirías el contenido? ¿Necesitas hacer una pregunta técnica para entender? ¿Estás de acuerdo con lo que se dice?

Si no puedes contestarlo, no lo hagas

Habrá algún momento en el que alguien te lanzará una pregunta a la que no tendrás respuesta. Incluso los mejores presentadores se enfrentan a esto, así que no hay nada de qué avergonzarse.

Lo mejor que se puede hacer aquí es NO responder la pregunta. Esto no significa que te quedes en silencio y hagas que tu audiencia se alarme por unos minutos. En su lugar, di algo así:

“Tengo que confesarlo, no sé cómo responder correctamente a su pregunta en este momento. Pero, por favor, dame tu información de contacto y me complacerá comunicar la respuesta a tu pregunta una vez que la haya investigado “.

Escucha toda la pregunta

Escucha la pregunta completa antes de comenzar a responder cualquier pregunta. Muchas personas comienzan a responder una pregunta antes de que se formule la pregunta completa. No esperar a escuchar todas las preguntas puede dar como resultado una respuesta que no tenga nada que ver con la pregunta. Oblígate a escuchar la pregunta completa y asegúrate de que la entiendes.

Agradecimientos a la persona por hacer la pregunta

Puedes decir algo como “Esa fue una gran pregunta” o “Me alegra que haya hecho esa pregunta” o incluso “Muchas personas me han hecho esa pregunta”. Una frase de motivación, pero ten en cuenta que si le das importancia a una persona por hacer una pregunta, asegúrate de dárselo a todos los miembros de tu audiencia por hacer una pregunta. No hagas que la gente sienta que su pregunta no era tan importante.

Tabla de contenidos

Scroll al inicio